Auge del fitness como industria y concepto comercial, desde el punto de vista de Biocise.

By: Lucy Then

Toda industria surge a partir de la identificación de una necesidad latente en un mercado; en donde se aglomeran personas con gustos y preferencias similares que los hace compatibles con una misma identidad.

Así mismo estos individuos comparten también elementos en los que no encuentran afinidad; y bajo todo este cúmulo de datos; la industria se moldea en función de lo que quiere este mercado con características únicas (o en su defecto crea de cero necesidades que anteriormente no poseían).

El fitness no está exento de este concepto básico que engloba a toda industria naciente; y cuyas necesidades van cambiando a medida que aumenta el flujo de información. Lo que termina en la tergiversación casi absoluta de su concepto inicial.

De aquí el término “fitness”, como concepto original, enmarca la capacidad o aptitud física de cada individuo hacia una actividad específica. Es aquello que te hace funcional para el desempeño de la actividad en cuestión.

A partir de lo cual, un jugador profesional de baloncesto ha dedicado gran parte de su vida a mejorar su juego dentro de su equipo; o como un maratonista destina su plan de trabajo a correr más distancia en menos tiempo. Cada caso, busca aumentar el índice “fitness” requerido en sus actividades.

En función a la diversidad de aplicaciones del fitness, y a las necesidades que cada individuo engloba dentro del área atlética donde busca desarrollarse; se identifica un grupo de individuos con la dualidad de la búsqueda de un cuerpo estético, alejado del aspecto de un físico de competencia;aquellos que practican el deporte de la cultura física como hobby y sin fines competitivos.

Aplicando la ley de oferta y demanda, se identifica este nuevo mercado, un grupo de personas con una demanda clara, de donde surge una industria con la oferta para suplir sus necesidades. El fitness se vuelve un concepto comercial y totalmente distanciado de su concepto original, para vender las ideas, ciertas o no, que prometan a este mercado recibir lo que anhela.

Cuando una industria maneja la información a su conveniencia alejándonos de nuestro valor intrínseco como seres humanos; nos adentramos en un proceso involutivo. Cuando muchas industrias simultáneamente proporcionan este camino, nos conducen en sinergia y de manera irremediable a nuestra propia destrucción como raza humana.

A su vez, cada industria junto a su flujo de información, posee la capacidad de enriquecer la calidad humana y llevarnos por un proceso de evolución acelerada y selectiva.

Conocimiento es poder, como bien alguien dijo ; ante éste puedes discernir entre ambos caminos que nos ofrecen las industrias: ser parte de la involución o ser partícipe de la evolución humana.

Cuando compartes este conocimiento puedes influir en otros a optar por uno de ambos caminos. Y es ésto, Biocise, nuestro proyecto, la decisión firme y rotunda de dirigir caminos a la nueva generación de entusiastas y profesionales del fitness través del conocimiento y la educación científica que proporciona una industria totalmente comercial.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s